Las UCIs, Unidad de Cuidados Intensivos, son áreas de los hospitales en las que se atiende a los enfermos más delicados. En estos espacios, los pacientes se encuentran vigilados las 24 horas del día, en los hospitales privados, varias enfermeras se dedican de manera exclusiva al cuidado de un solo paciente.

Se trate de un hospital privado o gubernamental, sólo trabajan en esta área restringida las mejores enfermeras que tienen a su servicio. Al igual que el personal, los aparatos médicos con los que cuenta dicha área son los más modernos y funcionales de todo el hospital, mantienen monitoreadas todas las funciones físicas básicas (o específicas) del paciente.

Las visitas son restringidas a fin de no poner en riesgo la salud de los pacientes, quienes se encuentran lo suficientemente delicados como para haber sido ingresados a una UCI, generalmente tienen las defensas muy bajas, así, sólo una cantidad limitada de familiares directos podrá ingresar a verlos y durante períodos muy cortos.

Como familiar, poder ingresar a la UCI requiere de ciertos cuidados especiales para vigilar la asepsia del lugar y evitar causar mayores problemas de salud a nuestro ser querido:
Tanto al ingresar como al salir, es de suma importancia lavarse las manos (con una técnica similar a la utilizada por los cirujanos), ya sea con una solución de yodo o con jabones que tienen una fuerte carga anti-bacterial.
Durante todo el tiempo que se permanezca dentro de la UCI se deberá de utilizar un cubre bocas (nuevo en cada una de las visitas), que deberá tirarse a la basura al momento de abandonar el área.
En caso de que el paciente padezca de una enfermedad infecto-contagiosa, el uso de guantes de latex será obligatorio.
Bajo ninguna circunstancia se permite ingresar al área con alimentos.
A menos de que el médico a cargo de la unidad indique lo contrario, los familiares sólo podrán entrar a la visita de uno en uno.

Además de las reglas arriba mencionadas que nos dieron a conocer en los hospitales, nosotros descubrimos algunas otras que son muy importantes y de las que se hablará con mayor detalle en otras entradas de este blog:
Es muy importante hablar con el paciente (aún si éste se encuentra sedado).
Por más tubos y catéteres que el paciente tenga, siempre habrá alguna parte de su cuerpo que se puede tocar y acariciar... recomiendo mantener contacto físico durante toda la visita.
Las reglas para ingresar aparatos electrónicos a las UCIs son diferentes en cada hospital, pero prácticamente en todos se permite llevar algún tipo de aparato, intente poner todo el tiempo la música favorita de su paciente, le dará una sensación de calma, será algo conocido a lo que se pueda aferrar en medio de este ambiente que es en realidad bastante agresivo y estimulará su cerebro.